El derroche de la salud en Cundinamarca

El contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, reveló que durante el 2015, la entidad de control halló $6.300 millones en posible detrimento patrimonial.

López destacó el caso de la adquisición de camas de hospital porque tenían un costo de 18.500.000 pesos, pero se adquirieron por 24 millones.

También está el caso de unidades móviles de odontología y ginecología, que sirven para brindar estos servicios en corregimientos o veredas. “Estas unidades tienen un valor que oscilan entre las 497 y 494 millones de pesos” y solo se han usado para recorrer 700 kilómetros en un año, añadió López.

También llamó la atención que en un hospital, del que no se reveló el nombre, se contrataron a dos doctores sin licencia médica, ni tarjeta profesional. La Fiscalía confirmó este hecho y aseguró que se están adelantando el proceso penal.

El Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, aseguró que se están adelantando medidas para que estos hechos no vuelvan a ocurrir en el departamento.

Fuente de información Caracol Radio 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *