Iglesia Católica dice que va hacia un “quiebre total” en sus finanzas: ‘estamos raspando lo que hay’

El impacto económico que ocasionó la pandemia no solo afectó el comercio, sino que además generó un impacto muy grave en las iglesias y templos religiosos.

Aunque las iglesias y los cultos religiosos tienen una labor social que dista de la de un negocio comercial que ofrece productos o servicio determinado, estos templos y organizaciones se han visto seriamente afectadas debido a que sus ingresos se dan principalmente por la caridad y los aportes que sus feligreses dan en cada celebración religiosa, las cuales fueron suspendidas debido a la cuarentena.

Es así como la Iglesia Católica colombiana se ha visto afectada de manera crítica durante los últimos meses, ya que al no poder realizar las eucaristías diarias en las miles de iglesias y parroquias que hay en el país, la idea de hacer sostenible sus operaciones no cuentan con fondos para poder mantenerse, por lo que muchos sacerdotes advierten que para el próximo mes de agosto se habrían terminado los fondos para poder seguir manteniendo a flote las iglesias.

Uno de los religiosos que advirtió sobre esa situación fue monseñor Luis José Rueda, arzobispo de Bogotá y primado de Colombia, quien comentó la difícil situación financiera por la que atraviesa la Iglesia Católica, al menos en el país. Monseñor Rueda advirtió cómo la pandemia y las medidas de aislamiento terminaron por retrasar al menos 50.000 obras sociales que tenían programadas durante estos meses y que tuvieron que ser canceladas no solo por las recomendaciones de salud, sino porque no se cuentan con los recursos esperados de las ofrendas.

“El quiebre total, cuando quedamos ya en quiebra sería en agosto. Estamos raspando lo último que hay. Desde el punto de vista financiero, laboral y económico”, afirmó el líder católico para el diario La República, donde hizo un balance de cómo se han mantenido las iglesias en todo el país durante estos meses y como los recursos se empiezan a agotar.

Respecto a tal situación muchos expertos advierten que se debe esperar a que se de la reapertura de los templos, donde en varias zonas del país han venido abriendo sus puertas paulatinamente, sin embargo, para monseñor Ruiz esa opción parece cada vez más lejana, explicando que debido al pago de nóminas sin contar con ingresos, ha hecho que los templos estén al borde de colapsar.

Fuente de información y fotografía ABC política. 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *