La falta de lluvias o precipitaciones estarían afectando a estas reservas de agua

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) informó sobre el estado de los principales embalses de agua de Bogotá y la sabana. Según la entidad ambiental, hay un serio déficit en estos cuerpos de agua, ya que hay muy poco de este líquido en comparación a la capacidad de almacenamiento.

Lo anterior se debe a las pocas precipitaciones (lluvias) que se han presentado en la zona, principalmente, en las reservas de los embalses de Tominé, Sisga y Neusa.

Estos cuerpos de agua están en un 36 por ciento de su capacidad, pero el de Sisga es el más crítico,  ya que solo registra un 30 por ciento.

La CAR afirmó que en la sabana y en Bogotá ha llovido un 40% menos de lo habitual y del promedio que se ha registrado.

La entidad pide a la ciudadanía que se adopten medidas de ahorro para mitigar el impacto negativo de los bajos niveles de los embalses.

Emgesa y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, ha elaborado un plan consistente en la adopción de medidas técnicas rigurosas, entre ellas una operación milimétrica de las descargas, para lograr que las reservas alcancen para los próximos períodos y se garantice el suministro”, afirmó la CAR.

Fuente, texto y fotografía Caracol Radio 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *