Parque Santander de Facatativá convertido en nueva zona de prostitución

Las denuncias fueron realizadas por los residentes del Parque Santander que afirman que desde que empezó la cuarentena la carrera 2 entre calles segunda  y primera  se convirtió en una  nueva zona de prostitución en Facatativá.

Según los denunciantes muy cerca de  la bomba Biomax  y en el  edificio  donde actualmente funciona la Procuraduría  varias  trabajadoras sexuales prestan sus servicios, el horario de trabajo es de 2:00 pm a 7:00 pm de  lunes a  Domingo , de igual forma expresan que prestan este tipo de  trabajos sexuales  en algunas residencias que están ubicadas al frente del Parque Santander.

La situación preocupa a los residentes de la zona que señalan que se pueden  presentar  casos de inseguridad y  venta de sustancias psicoactivas, la problemática se ha venido incrementando día tras día debido a que las trabajadores sexuales fueron retiradas del parque principal de Facatativá  donde anteriormente ejercían su labor, por esta situación varios ciudadanos de Facatativá expresaron ciertas molestias a  los mandatarios municipales de turno, exponiendo que la plaza pública donde está ubicado el Parque Principal, la Iglesia de la Catedral  y la Casa de la Cultura se convirtió en un espacio de venta de sustancias psicoactivas, riñas callejeras y prostitución.

Otros ciudadanos afirman que Facatativá necesita con urgencia una zona de tolerancia donde las trabajadoras sexuales puedan ejercer su labor  sin ningún tipo de inconvenientes, es de conocimiento público que muchos hoteles y residencias de la zona centro de Facatativá son realmente prostíbulos,  algunos sectores de la comunidad  afirman que es más seguro que las trabajadoras sexuales estén en este tipo de lugares, que en la misma calle para evitar  algunas situaciones de inseguridad como  son las riñas callejeras que muchas veces son protagonizadas por  personas transgénero, trabajadoras sexuales y mujeres venezolanas que ejercen este oficio .

Por otra parte según la Revista Semana “el trabajo sexual es una de las actividades más afectadas por  la crisis económica generada por covid-19, y de la que pocos hablan. Algunos periodistas de este importante medio  estuvieron  en las calles del barrio Santa Fé, en Bogotá, donde el panorama es una mezcla entre hambre, violencia y fronteras invisibles.

En Facatativá se presenta el mismo fenómeno donde las trabajadoras sexuales han tenido que salir a las calles para buscar su sustento, situación que es más crítica por la actual emergencia sanitaria, por esta razón el Parque Santander se ha convertido en la nueva zona de prostitución no porque ellas quieran estar en la zona, si porque lo deben hacer por la situación económica que vive el país , aunque las quejas de la comunidad del sector también son  válidas debido a que la policía no está realizando los controles respectivos.

De igual forma afirma  Semana que desde hace varios días se vienen presentando plantones de muchas trabajadoras y trabajadores sexuales en varias ciudades del país especialmente en Bogotá, según este medio de comunicación muchas de ellas viven en paga diarios, que son habitaciones que les arriendan por día, deben pagar entre 20.000 y 50.00 pesos, si no pagan las botan a la calle sin sus pertenencias, debido a que con sus pocos bienes los dueños se cobran la deuda.

En Colombia la prostitución no es ilegal, ni está penalizada, como se admite en la sentencia T-629 de 2010. Sin embargo, no hay un marco jurídico específico que proteja los derechos de las personas que ejercen la prostitución voluntariamente y regule el oficio. El Código Penal reconoce como delitos la explotación sexual, el proxenetismo con menores de edad y la imposición de la prostitución por la fuerza o amenaza. La Ley 1336 de 2009 contempla como delito la explotación sexual y la pornografía con menores de edad y el turismo sexual.

En el 2013 el senador Armando Benedetti (La U) presentó el proyecto de ley 079 que pretendía reglamentar el ejercicio de la prostitución en Colombia. El proyecto llegó a primer debate y fue a plenaria en el Congreso, sin embargo, la propuesta no ha tenido más avances y las críticas, así como los elogios se han alternado en el País.

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *